Home / Home / Narco colombiano afirma en juicio a ‘El Chapo’ que el expresidente Peña Nieto aceptó un soborno de $100 millones

Narco colombiano afirma en juicio a ‘El Chapo’ que el expresidente Peña Nieto aceptó un soborno de $100 millones

El capo colombiano Alex Cifuentes, quien testifica desde el jueves en la corte federal en Brooklyn, detalló que una mujer identificada como “comadre María” se encargó de entregar el monto en octubre de 2012 cuando aún era candidato presidencial.

NUEVA YORK.- El expresidente mexicano Enrique Peña Nieto solicitó al narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán un pago de 250 millones de dólares para su campaña política, pero solo le entregaron 100 millones de dólares, aseguró este martes el capo colombiano Alex Cifuentes, el décimo testigo en el juicio contra el exjefe del cartel de Sinaloa.

“Joaquín me lo comentó”, dijo Cifuentes, quien detalló que una mujer identificada como “comadre María” se encargó de entregar 100 millones de dólares al mandatario el octubre de 2012.

Esta versión fue revelada a preguntas del abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman.

Basado en la información que Cifuentes dio a los fiscales federales el 17 de noviembre de 2017, el testigo mencionó que el dinero solicitado se habría usado para financiar la campaña electoral de Peña Nieto, quien asumió el cargo el 1 de diciembre de 2012.

“En esa sesión (con los fiscales) usted alega que el presidente de México había contactado al señor Guzmán”, mencionó el abogado Jeffrey Lichtman en el contrainterrogatorio.

“Sí”, respondió el cooperante de la Fiscalía.

“Y el mensaje era que el señor Guzmán no tenía que seguir escondido”, añadió el litigante.

“Eso mismo me había dicho Joaquín”, contestó Cifuentes, agregando que el trato era “trabajar” con la presidencia mexicana para no interferir en las actividades ilícitas del cartel de Sinaloa.

Según el testigo, él estuvo en contacto con Andrea Fernández, quien era empleada de JJ Rendón, quien era consultor político de Peña Nieto, aunque no especificó si ambos estuvieron involucrados en los presuntos sobornos. Fernández, afirmó él, le mostró fotos en las que aparecían “maletas llenas de dinero” antes de que el entonces candidato presidencial ganara las elecciones.

Peña Nieto los negó

Cuando estos supuestos sobornos salierona la luz pública en el inicio del juicio, en esa oportunidad el ahora expresidente Peña Nieto los negó categóricamente. En un comunicado calificó las acusaciones de falsas.

El juez del caso, Brian M. Cogan, había advertido en ese momento al abogado de ‘El Chapo’, Jeffrey Lichtman, sobre hacer ese tipo de acusaciones sin pruebas que lo respaldaran.

Incluso Lichtman había indicado al juez en noviembre que testigos que presentaría en el juicio, entre ellos el narcotraficante Jesús Zambada García, hermano de Ismael Zambada, reconfirmarían la versión de que dos presidente mexicanos recibieron sobornos del cartel de Sinaloa.

Sin embargo, el juez prohibió los testimonios citando la vergüenza que causaría a “individuos y entidades” que no estaban directamente involucrados en el caso, que es demostrar el ‘El Chapo’ fue una pieza principal en el tráfico de drogas de México a Estados Unidos.

Cifuentes aceptó por primera vez hablar del supuesto soborno a Peña Nieto cuando fue interrogado por la Fiscalía federal en enero de 2016 y que en otra reunión con las autoridades estadounidenses, el 12 de abril de 2016, les especificó que la ‘Comadre María’, quien dijo era “comadre” del acusado, le entregó los supuestos 100 millones de dólares a Peña Nieto.

Aunque el abogado de Guzmán dijo que Cifuentes también declaró que el expresidente Felipe Calderón, antecesor de Peña Nieto y quien inició la guerra contra el narcotráfico en México, recibió sobornos por parte del clan de los Beltrán Leyva cuando estos protagonizaban una sangrienta batalla contra su primo ‘El Chapo’, el testigo mencionó: “no recuerdo bien este incidente”.

En cambio, señaló que dicha organización “sí le mandaban Ejército en contra de Joaquín”, alegando que eran los militares y no Calderón los que estarían en la nómina de los Beltrán Leyva.

Al finalizar la audiencia de este martes, el testimonio del capo colombiano hizo un breve repaso a la corrupción institucional en México, argumentando que Guzmán entregó a fuerzas militares entre 10 y 12 millones de dólares, así como las coordenadas de miembros del cartel de los Beltrán Leyva, para que los mataran o capturaran.

“Eran las cantidades que yo escuchaba”, mencionó.

También declaró que la Policía Federal de México colaboró con el cartel de Sinaloa para traficar cargamentos de cocaína que llegaban en vuelos de Argentina a México. Los agentes recibían fotos del equipaje en el que iban los narcóticos y los números de vuelos, y estos lo recogían. Posteriormente, los oficiales vendían la droga. Otro grupo de la misma corporación también estuvo en la nómina de Edgar Valdez Villareal, alias ‘La Barbie’, un lugarteniente del clan de los Beltrán Leyva, afirmó Cifuentes.

Supuesto soborno a general

Un año antes de su primera captura ya siendo el narcotraficante más famoso del mundo, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán supuestamente trató de sobornar a un general al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional de México ofreciéndole 10 millones de dólares para que dejara de buscarlo, pero él lo rechazó. Esto habría ocurrido en enero de 2013, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, según el capo colombiano Alex Cifuentes.

Ese general, cuyo nombre no fue revelado en el tribunal, presuntamente recibió la oferta a través de Andrea Vélez Fernández, quien tenía una agencia de modelos en la Ciudad de México y era secretaria de Cifuentes. Ella ya tenía contacto con ese alto mando militar porque “le presentaba amigas al general de la Nación (sic) los jueves para fiestas privadas”. Para ese tiempo, ella ya era informante del Buró Federal de Investigación (FBI) y espiaba los movimientos del mafioso sinaloense tras pinchar sus teléfonos.

La finalidad del soborno ofrecido al general, de acuerdo con el cooperante, era quitar a Guzmán de la mirilla de las autoridades. “El señor Joaquín le pidió el favor (a Vélez) para que lo dejara en paz. Y si ella lograba el objetivo le iba a regalar un millón de dólares”, agregó Cifuentes, quien fue uno de los socios colombianos más cercanos de ‘El Chapo’, incluso vivió con este en la sierra de Sinaloa durante tres años.

Ese plan se discutió en mensajes de texto interceptados por el FBI, algunos de los cuales fueron mostrados al jurado este martes. “Amigo, ¿ya está lista la cita con el cachuchón (militar) este miércoles?”, preguntó Cifuentes en una de esas comunicaciones.

Ya que Vélez no pudo con el encargo porque “el general odiaba mucho a Joaquín”, el capo ordenó que asesinaran a la secretaria. “Se enojó y dijo que era una mentirosa (…) La mandó matar”, contó el testigo.

No es la primera vez que funcionarios del gobierno mexicano han sido mencionados en este juicio. Durante las nueve semanas de este proceso incluso se ha llegado a asegurar que presidentes y gobernadores estuvieron en la nómina del cartel de Sinaloa para no interferir en sus actividades.

Secuestros, intentos de asesinato y una tortura

La faceta más violenta de Guzmán también fue presentada este martes. Cifuentes relató que quien fue su jefe secuestraba a quienes lo traicionaban, incluyendo a una narcotraficante llamada Tatiana, que le debía 300,000 dólares, y al capitán Telmo Castro, quien “había robado un dinero” al acusado.

La casa del túnel

Después de vivir en la sierra de Sinaloa, Cifuentes se mudó a Cabos, Baja California, donde en febrero de 2012 lo visitó quien entonces fue su patrón. Su llegada no se frustró ni siquiera porque en ese lugar se llevaba a cabo la reunión de los líderes del G20. A Guzmán, dijo el cooperante, no le importó que le advirtiera que la ciudad estaba blindada. “Insistió que quería verme”, dijo.

El problema era que ‘El Chapo’ ya era seguido de cerca por el FBI. Pese al riesgo, Guzmán se arriesgó y logró pasar un retén de las autoridades. Después decidió regresar a Culiacán. Aunque un equipo especial del Ejército mexicano irrumpió en una residencia de lujo del capo, este logró escapar. “Le dije que había dejado un alboroto en la ciudad, que qué hacía yo; me dijo que me metiera a una alcantarilla”, contó.

El testigo también relató que por instrucciones de ‘El Chapo’ trató de llegar en una lancha a Ecuador, pero esta terminó varada en el Pacífico y antes de que llegara la Guardia Costera de Estados Unidos a rescatarlos este tiró una hielera donde ocultaba más de un millón de dólares. Aunque fue arrestado y transferido al gobierno mexicano, terminó libre tras el pago de sobornos.

“Gracias a que don Joaquín y El Mayo (Ismael Zambada, actual jefe del cartel de Sinaloa) hicieron ‘unos arreglos’ nos liberaron”, mencionó el cooperante. Al salir libre, dijo, Guzmán le dijo en broma “que había vuelto a nacer”. Su siguiente refugio fue una casa de seguridad del capo en Culiacán, donde descubrió que tenía un sistema hidráulico en la bañera, como una ruta de escape hacia el drenaje de la ciudad. Se trataría del sistema que una vez usó ‘El Chapo’ para evadir su arresto. Así funcionaba: “se aprieta un botón y la tina salta, como si fuera el cofre de un carro”.

Cifuentes fue arrestado en un rancho del cartel en Culiacán, Las Azucenas, el 12 de noviembre de 2013 y fue trasladado a la prisión federal El Altiplano, en el centro de México. Unos meses después a ese penal llegó Guzmán, pero no se quedó mucho tiempo. En el verano de 2015 escapó a través de un túnel.

Los dos viejos amigos se encontraron en ese penal y después, por azares del destino, en una cárcel en Nueva York. Cifuentes no se lo esperaba: los policías ordenaron que todos los reos se pusieran contra la pared y estos gritaban “¡Es el Chapo! ¡Es el Chapo!”, dijo. El colombiano le llamó desde una ventana. “Vi que iba subiendo por unas escalares y le grité. Él llevaba guardias adelante y atrás”.

“¿Por qué hizo eso?”, le preguntó la fiscal que lo interrogaba.

“No sé, espontáneamente lo hice”, respondió.

Check Also

Al menos 3 muertos y 172 heridos deja el tornado en La Habana.

En horas de la tarde noche de este domingo varias zonas de la capital de …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *