Home / Home / Cubanos quieren saber quiénes están detrás del desfalco detectado en La Habana.

Cubanos quieren saber quiénes están detrás del desfalco detectado en La Habana.

La noticia de que la última fiscalización realizada en La Habana reportó daños económicos que ascendieron a unos 142 millones de pesos cubanos y 111 millones de CUC parece haber escandalizado más a la población que a la propia prensa de la isla. Las cifras pasaron por sus ojos sin que se dieran cuenta de que lo hicieron.

Mientras la economía cubana se entierra profundamente en la desespercación, más de un entrevistado indica que “eso sucede en un sistema donde el Estado es incapaz de soportar y mantenerlo todo”.

“Nada se resuelve con apresar a cientos de personas porque llevan 60 años haciéndolo. No se puede tener las manos en cada rincón de la sociedad. El verdadero bloqueo siempre lo hemos impuesto nosotros mismos”, afirma Eugenia, propietaria de una cafetería en Centro Habana.

“Si eso se encontró solo en algunas entidades de la capital, hay que imaginarse lo que habrá en todo el país y lo que no será detectado nunca. ¿Cuánto más podrían cobrar los cubanos con todo eso? ¿Cuánto más de medicamentos, alimentos, transporte, vivienda, sanidad y educación tendríamos?”

“Los que tienen que tomar cartas en el asunto se vuelven cómplices porque ignoran la malversación que todos conocemos. Estamos hartos de denunciar y cada año hay más de lo mismo”, aclara la cuentapropista.

De acuerdo con lo que advierte un usuario de Cubadebate, el bloqueo es un niño de tetas ante tales daños. ¿Qué pasa con esas entidades y sus directivos?, se pregunta. “Nada, el cuartico igualito”.

Según confirma un forista del mismo sitio, a los cuadros implicados los cambian de puesto y punto. En tanto, otro alega que, si a los cubanos les dieran a administrar el desierto de Sahara, en 20 años acabarían con la arena y tendrían que importarla.

La maestra retirada Emilia llama la atención sobre el hecho de que “se habla de desvíos millonarios en la capital, pero solo de ‘un presunto hecho delictivo y de medidas disciplinarias’. ¿Dónde está ese dinero? ¿Se perdió en el aire?” 

“Ni siquiera hay respeto a la hora de informar. Tal parece que están hablando de confeti y no de dinero. La prensa cubana es la primera que se queda corta siempre y no llama a las cosas por su nombre. Estamos en el derecho de conocer quiénes son los ministros, cuadros y empresas que roban”

“El bloqueo no tiene la culpa de esas millonarias pérdidas. La culpa es de quienes tienen la responsabilidad de velar por que eso no suceda. Sin embargo, en Cuba los directivos hacen las cosas mal y la sanción es pasarlo para otra para que también la desfalque, y el que de casualidad va preso al quinto día es almacenero o algo así”.

“Nunca nos dirán quiénes se metieron este dinero en el bolsillo porque el secretismo nos come vivos. A mucha gente le conviene que sigamos sin saber, mientras a nosotros ya ni nos sorprende que estas cosas ocurran”, agrega la profesora.  

Desde la óptica del abogado Yuniel, de 41 años, “el 70% de este tipo de delitos pasa en la capital porque el nivel de vida es muchísimo más alto. El error está en que se dan en empresas mantenidas por el Estado, donde está el robo principal”.

“Hay que ser radical con la corrupción administrativa porque el que impide que el país entero se desarrolle nos hace sufrir carencias diarias y merece un castigo. Algo que tiene mucho que ver con este fenómeno es el tráfico de influencias que se usa a veces para el soborno económico”.

“¿Hasta cuándo creeremos que las sanciones resuelven todos los problemas? Hemos elevado la severidad de las sanciones, administrativas y penales, sin embargo, el fenómeno aumenta”, alega.

A tenor con el médico Roberto, de 31 años. “Lo qué hay que hacer es pagarle más a los que trabajan sus ocho horas todos los días y cuando llega el fin de mes no tienen ni dónde caerse muertos. ¿Quién va a querer dirigir por 450 pesos cubanos?”

“Es cierto que todos tenemos mil necesidades, pero el delito no tiene justificación. Es más que sabido que hay corrupción a todos los niveles. El pueblo tiene que ver que el que explota no explota para arriba, como suele ocurrir”.

“Lo preocupante es que se hable de medidas disciplinarias para los implicados. ¿Por qué hay que esperar a que el policíaco Tras la huella les dedique un capítulo a estos casos para tener más información? Los que hacen esto son las verdaderas lacras sociales, que se ríen de nuestros salarios. Corrupción es sinónimo de antivalor. Los corruptos están desangrando la economía de Cuba”, concluye.

Check Also

Al menos 3 muertos y 172 heridos deja el tornado en La Habana.

En horas de la tarde noche de este domingo varias zonas de la capital de …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *