Home / Home / Cubanos, aterrados ante el incremento de accidentes de tránsito en ómnibus nacionales.

Cubanos, aterrados ante el incremento de accidentes de tránsito en ómnibus nacionales.

Para los que recorren bastante a menudo las carreteras cubanas, los ómnibus son la opción más económica. Sin embargo, constituyen una alternativa cada vez menos segura.

A pesar de que después del fatal accidente del pasado 10 de enero en Guantánamo, los choferes de ómnibus nacionales han comenzado a exigir el uso del cinturón de seguridad para poder viajar y los pasajeros no se sienten a salvo.

La matancera Arianna, de 27 años, confirma que “los conductores nos han dicho que hay que ponerse el cinturón porque le están metiendo duro a eso y si los para la Policía y ven a alguien sin el cinturón puesto les pondrán una multa. Lo que no entiendo es por qué había que esperar a que murieran extranjeros o a que hubiera un nuevo ministro para velar mejor por nuestra seguridad”.    

De acuerdo con la arquitecta Sara, de 48 años, “sinceramente, viajo con temor cuando manejo mi auto y cuando mi familia viene a verme desde Camagüey, no descanso hasta verlos bajarse sanos y salvos de esos ómnibus. No creo que merezcamos esto. Nadie debe tener que sentir miedo mientras viaja. Los accidentes casi siempre se deben al estado técnico del vehículo, la condición de los viales o la irresponsabilidad del conductor”.

“Los choferes responden por la seguridad de los pasajeros, que pagan por un servicio de calidad. A veces los ómnibus se detienen en lugares que no están previstos en su itinerario y eso lleva a que luego excedan su velocidad para recuperar el tiempo perdido en esas paradas. Las autoridades deben ser más estrictas con los choferes de ómnibus y camiones que se creen los dueños de las carreteras”, afirma.

Desde la óptica del taxista Yosvany, de 33 años, “se ha ido creando un pánico en las personas que necesitan usar regularmente los servicios de ómnibus nacionales. En Cuba es más factible viajar en tren, que es más lento, pero menos riesgoso que un avión o una guagua. El 99% de los accidentes con las guaguas Yutong son por volcaduras”.

“El Estado ha mostrado su incapacidad para dar respuesta a los accidentes masivos que ocurren con alarmante frecuencia. No sabemos qué tiene que pasar para que exista más rigor. Es una lástima que algunos choferes no tomen todas las precauciones que se les exige y que no se acabe de encontrar el financiamiento para reparar las carreteras interprovinciales más transitadas”, acota el cuentapropista.

A tenor con lo que resalta uno de los usuarios de Cubadebate, “soy testigo del grave deterioro de las carreteras en Cuba a todos los niveles, pero no es la causa fundamental de los accidentes de tránsito en este país. Desde enero de 2018 hasta la fecha, Cubadebate ha reportado un total de 27 accidentes masivos de tránsito con un total de 32 personas fallecidas en el momento de la publicación, y 637 lesionados”.

“De ellos, 19 han sido de ómnibus y camiones de pasajeros, sumando un total de 21 personas fallecidas y 534 lesionados, y solo en tres de estos 19 accidentes, la culpa no ha sido, según informes del Ministerio del Interior, de los choferes. Cuando haces el análisis artículo por artículo, solo aparece un caso donde el accidente fue por desperfecto de la vía”, asegura el forista.

Por otro lado, Nereida explica que “el error del chofer existe, pero es cierto que los ómnibus tienen más de diez años de explotación. Lo más triste es que el revuelo es mayor cuando en un accidente masivo mueren turistas. Los directivos solo saben repartir culpas. Debería darles pena pararse delante de una cámara de televisión y decir que la culpa es del chofer”.

“En los últimos tiempos han ocurrido accidentes lamentables, mas llama la atención que casi siempre tienen que ver con guaguas Yutong que terminan volcadas. Creo que ese tipo de guaguas son muy estrechas y muy altas, además de que nuestras vías se encuentran en muy mal estado. ¿De qué sirve el sistema de control de flota o GPS, instalado en las empresas para gestionar el uso de los portadores energéticos, verificar los recorridos, y controlar la velocidad y las paradas?”, indica la económica de 39 años.

Otro de los comentarios expuestos en Cubadebate llama a disparar las alarmas de los dirigentes: “¿Cuántas denuncias les han hecho sus técnicos de control de flota al respecto? ¿Cuántas faltas detectan ellos diariamente en la descarga de los computadores abordo? ¿Qué está haciendo que los técnicos, sobre todo de las grandes bases, permanezcan en silencio?”

“El GPS como programa de control aún tiene muchas averías y carece de seguridad, es muy fácil de piratear. Cualquiera tiene en su casa un lector de tarjeta y una buena aplicación de MovilWeb. Muchos vehículos ya llegan a la base con serias modificaciones en su trayectoria, imposibles de detectar. Estoy 100% de acuerdo con que el chofer es responsable de la vida de sus pasajeros, pero, ¿es el único responsable?”, inquiere.

En palabras de Luis Alberto, no basta con que se sancione administrativa o penalmente a los choferes, que transitan a alta velocidad y creen que por tener muchos años de experiencia se lo saben todo. “Las Yutong son demasiado altas y se tambalean, y los baches hacen que los choferes tengan que hacerse magos. Eso va deteriorando al vehículo y hace que sea muy fácil romper una barra de dirección”.

“Es posible que la medida de establecer desorbitantes tarifas al sobrepeso haga más frecuentes los accidentes porque el peso del equipaje baja el centro de estabilidad de los carros y ahora habrá menos peso porque cuesta mucho transportarlo. Tal vez haga falta, además de revisar esos precios, buscar otro tipo de ómnibus para recorrer las sinuosas carreteras de las provincias orientales de la isla”, concluye.

Check Also

Al menos 3 muertos y 172 heridos deja el tornado en La Habana.

En horas de la tarde noche de este domingo varias zonas de la capital de …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *